Storytelling, el poder de una buena historia

Si alguna vez te has preguntado si el storytelling es una buena estrategia de contenidos para una empresa la respuesta es sí. Más allá de apostar por la originalidad están las formas diferentes de mostrar una misma cosa y en este caso lo vemos con una tendencia de marketing de contenidos: el storytelling. El arte de narrar historias con gancho es en la actualidad otra de las estrategias utilizadas para dirigir el discurso publicitario y atraer al usuario al universo de la marca. Un arma de la que también debe valerse el social media manager.

En post anteriores hablábamos de cómo hacer marketing de contenidos, y siguiendo esa línea,  esta tendencia que abarcamos hoy utiliza la narrativa para conectar la marca con el público a través de imágenes, escritura u oratoria. Es muy usada por los creadores de contenido y publicistas porque logra generar confianza y empatizar con los lectores.

En la actualidad todos estamos vacunados contra el marketing convencional, ya no causa en nosotros el mismo efecto que en sus orígenes porque intuitivamente desconfiamos de los mensajes publicitarios. Es complicado que alguien se detenga a mirar una valla publicitaria. De modo que nacen nuevos métodos y el storytelling plantea una historia que venda. A priori no es más que eso, una historia interiorizada a través de la que las personas pueden verse identificadas sin apreciar el producto o servicio mostrado como trasfondo.

Cierto es que esta técnica no es nueva, la publicidad siempre se ha apoyado en las historias para enganchar al público. La novedad radica principalmente en el proceso de creación de esas historias, que fija su objetivo y cautiva al usuario con el producto o servicio haciéndolo más atractivo.

Consejos para el éxito en Storytelling

Toma una buena historia, mejor si es verdadera. Sé creativo, dale forma y combínala con los sentimientos. Habrás logrado un arma con un enorme poder de persuasión para cubrir a nuestra marca. Para vender una marca no hay que pensar como un vendedor sino más bien como un productor de televisión.
  • Un buen storytelling parte de una narración:
  1. Participativa
  2. Estructurada
  3. Atractiva
  4. Tangible
  5. Divertida
  6. Realista
  • El protagonista de la historia nunca debe ser la marca sino las personas. Los clientes son los verdaderos protagonistas, con sus imágenes, sus opiniones y sus ideas; la historia simplemente es la manera en que éstos disfrutan del producto o servicio.
  • Para conseguir una buena estrategia de marketing de contenidos basada en el storytelling observemos lo que ocurre en la calle, en los medios, en los lugares donde se reúnen las personas… No nos olvidemos que las calles son verdaderos laboratorios de tendencias. Lo que hacemos forma parte de nuestras historias, éstas nos darán las ideas para narrar a los consumidores relatos que conecten con sus emociones.

Historias virales para las redes sociales

La búsqueda de experiencias y las necesidades de compartirlas están estrechamente relacionadas con las historias que atraen. En este sentido, las historias verdaderas, enriquecedoras, emocionantes y divertidas tienen más posibilidades de convertirse en virales.

Los seres humanos tenemos una parte emocional y otra racional. Hay que hallar la línea intermedia y posicionar el relato entre las dos para llegar a la conexión con nuestro público objetivo. Muchas marcas como Coca-Cola o RedBull han sido capaces de llevar esta tendencia por el buen camino para continuar sumando éxitos. Sus historias han dado la vuelta al mundo a través de las redes sociales.

La clave del storytelling está en la creatividad y en idear historias que tengan un trasfondo emocional que conecte con el publico y compartirla de manera efectiva a través de las redes sociales: Facebook, YouTube, Vine, Twitter…

Marcas que generan emociones

Hay muchas campañas publicitarias que han tenido enormes éxitos gracias al uso del storytelling en video marketing. Las personas conectamos con los sentimientos y éstos son los que acercan al usuario a tomar atención a lo que narramos. A través de las palabras vamos dando forma y significado a una explicación e información que queremos transmitir y que de forma simple carecería de interés sin ornamentos.

Si la campaña del producto o servicio resuena y se transmite rápidamente a través de las redes sociales, más éxitos aportará a la marca. Un relato tendrá mayor poder si es difícil de olvidar, si ha creado vínculos emocionales y si ha logrado captar la atención a la marca.

Una buena historia con efecto es contagiosa. Deja que tus lectores se empapen de ella y la compartan

Un buen ejemplo lo vemos con P&G. El producto pasa a segundo plano para formar parte de la historia y mostrar cómo interactúan con él los protagonistas.

Seguro recuerdas ese anuncio imposible de olvidar, ése es el poder del storytelling.

¿Quieres compartirlo con nosotros?

Sobre el autor

Rocío Morales - Social Media y Content Marketing en bilnea. Gestión de redes sociales, estrategias online y redacción y optimización de blogs. Creando con palabras una comunicación sin límites.

¿Te ha parecido interesante? ¿Quieres recibir más artículos como éste?

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe en tu email todos los artículos que publiquemos en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *