Mr SEO, el gran desconocido

Por norma general, cuando hablamos de SEO somos unos grandes desconocedores de la materia.

La primera acción que una persona hace cuando tiene cualquier tipo de consulta y no está acompañado es meterse en internet, en un 95% de las veces en España en Google, y teclear las palabras clave de búsqueda. Aquí comienza la importancia del SEO.

El inicio de un imperio

Ya nadie recuerda aquellos tiempos en los que esto comenzaba a tener relevancia. Un (ahora) gigante como Google sacó a la luz su buscador un 4 de Septiembre de 1998 y en pocos meses los largos directorios y portales de información pasaron a un segundo plano.

Para poder entender lo que es el SEO (Search Engine Optimization) es tan fácil como hacer un símil con la vida real. Siempre se ha premiado la constancia y calidad, tanto en la acciones cotidianas como en los estudios o el trabajo, y la frase mítica de ‘’el que algo quiere, algo le cuesta’’. En línea a lo definido, la clave para conseguir un buen SEO es crear en nuestra web contenidos de calidad que gusten tanto a:

  1. Los motores de búsqueda controlados por un algoritmo definido por Google
  2. Como a los usuarios finales o lectores para conseguir visitas y enlaces internos, y hacerlo de forma continuada.

El buen resultado de gestión de contenidos digitales y su continua actualización llevará consigo un aumento de confianza y posterior reputación, lo que irá paulatinamente aumentando el número de visitas, objetivo de cualquier espacio web.

Ciertamente detrás de este símil hay multitud de vocablos con los que nos tendremos que familiarizar tales como:

  • Tiempos de carga
  • Anchor text
  • Robots de rastreo
  • Palabras clave o keywords
  • Indexación
  • Enlaces internos vs externos
  • Usabilidad
  • Etc

Y tener claro que todo esto puede resultar fácil de entender, pero siempre será difícil de aplicar.

Por ello, para comenzar con el SEO es preciso que el primer paso sea una Consultoría SEO que defina nuestras palabras clave, así como nuestro posicionamiento actual, se realice un estudio de competencia sobre ellas y entonces se defina una estrategia a seguir, proponiendo unos resultados a medio y largo plazo.

Hay que destacar que la generación de un contenido plagado de palabras clave puede ser malo (muy malo) de cara a Google, y sobre todo, de cara al lector. Existe lo que se denomina una penalización SEO y se da en los casos en los que el buscador, en este caso Google, detecta irregularidades relacionado con el uso de malas técnicas.

Recordemos que escribimos para personas, no para robots.

Cuando no todo gira en torno a unas palabras clave

Tengamos en cuenta que existen técnicas comúnmente conocidas por los profesionales del sector, pero lo mejor es que existen otras tantas particulares que son las que realmente marcan la diferencia. Con esto queremos decir que no hay nada 100% definido, es como estudiar un idioma, que una vez lo controlas, te permite expresar lo mismo de diferentes maneras, y el mensaje aunque parezca el mismo causa una sensación diferente en quien lo interpreta.

Los resultados de una mala gestión pueden ser altamente negativos y perjudiciales si acabamos cayendo en la lista negra de Google, de donde es muy difícil salir, y situación que se suele dar por un abuso en la utilización de palabras clave, por usar contenidos duplicados o copiados de otras webs, Black Hat SEO, etc.

Como nota final, os planteamos una acción que, si no la habéis hecho ya, deberíais empezar a controlar. Ve a Google y busca la/s palabra/s clave relacionadas con tu sector: ¿Aparece tu empresa o marca? ¿Y tu competencia? Sea cual sea la respuesta, seguro algo habrá por hacer.

¿Valoras ahora la importancia del SEO?

Sobre el autor

Pedro Redondo - CEO. Responsable de estrategia en bilnea. Business Development. Encargado de la toma de decisiones estratégicas, gestión de cartera de clientes y creación de alianzas empresariales. Las reglas del juego no están escritas.

¿Te ha parecido interesante? ¿Quieres recibir más artículos como éste?

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe en tu email todos los artículos que publiquemos en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *