¿Qué es y en qué consiste el marketing de atracción?

Polos opuestos... ¿se atraen?

El término marketing de atracción, consiste, esencialmente, en dejar de perseguir a un público objetivo con las habituales herramientas de marketing tradicional, y lograr que sea éste el que acuda a ti, interesado por tu marca, producto o servicio.

Es una técnica diseñada para mostrar a los clientes potenciales las ventajas que tu marca le puede aportar antes de que éstos lo compren. Es decir, no se centra exclusivamente en la venta, si no en la información que se aporta al cliente de forma previa.

El marketing de atracción suele confundirse con el marketing relacional, el cuál también se basa en crear relaciones con los consumidores, con la diferencia de que el marketing relacional también se usa para retener a clientes actuales.

¿Cómo lo consigo? Factores clave:

El marketing de atracción se consigue, básicamente, sacándole ventaja a la competencia, en términos de atracción. En un mercado tan globalizado como el actual, los consumidores están cansados de ser bombardeados con tanta información y publicidad constantemente. Por lo tanto, lo que propone el marketing de atracción es cambiar las reglas del juego, dejar de perseguir al cliente con mensajes cargados de ofertas y promociones, y ofrecer información de valor que lo ayude a tomar una mejor decisión de compra.

La idea es que, si ofreces contenido de calidad a los consumidores, éstos te posicionan como expertos, y, evidentemente, prefieren comprarle a una marca que sabe lo que vende antes que a otra que solo tiene el interés de vender.

“La atención del cliente no se compra, se gana”

Existen dos factores clave en el marketing de atracción:

  1. Relación, que se construye al ayudar al consumidor antes que vender. “Dar primero, para luego recibir”
  2. Confianza, que se genera a raíz de la relación y que aumenta exponencialmente las posibilidades de compra.

A modo de resumen:

Podríamos decir que el marketing de atracción consiste en el conjunto de técnicas no masivas orientadas a generar atención, atraer, convertir y fidelizar a un público objetivo.

Algunas de las técnicas más utilizadas:

  1. Social Media marketing. Construir relaciones a largo plazo con los clientes actuales y potenciales, generando atención y tráfico en la web a través de redes sociales. Lo más importante, el engagement.
  1. Marketing de contenidos. Crear, publicar y distribuir contenidos útiles destinados a atraer a nuevos clientes y generar lealtad, esto se consigue a través de la confianza que los contenidos confieren a lo largo del tiempo. Como ya comentamos en la infografía que realizamos sobre marketing de contenidos, lo más importante, la calidad y la continuidad.
  1. Webinars. Formación online. Se utilizan para compartir experiencia, no para vender un producto o servicio. Lo más importante, ofrecer una visión general de los beneficios de ser una empresa responsable.

¿Qué te ha parecido? ¿Compartes? ¡Todo es más bonito cuando se comparte!

Sobre el autor

bilneadores - Grupo de colaboradores del blog de bilnea.

¿Te ha parecido interesante? ¿Quieres recibir más artículos como éste?

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe en tu email todos los artículos que publiquemos en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *