8 pasos para mejorar la usabilidad de tu web

Cuando un usuario llega a nuestra web, lo que más nos interesa, además de conseguir visitas, es que llegue a pasar allí el mayor tiempo posible y sobre todo que interactúe con la página. Cuanto más fácil, rápido e intuitivo sea el acceso a la información, mejor usabilidad tendrá.

A la hora de hacer un diseño web, debemos tener en cuenta que la página sea lo más atractiva visualmente al usuario, que sea fácil de identificar, conseguir fidelizar clientes y que nos vuelvan a visitar.

Qué es la usabilidad web y porqué es tan importante

No podemos hablar de este tema sin mencionar al padre de la usabilidad web es Jakob Nielsen, este ingeniero de interfaces ha pasado por empresas como IMM y Bellcore. Él nos cuenta que el usuario apenas lee una mínima parte de los textos que hay en una web, tiende a hacer un barrido visual, buscando la información que realmente le interesa.

Elementos resaltados, palabras en negrita, titulares breves, hacen que capten más la atención del usuario. Por eso el contenido debe organizarse muy bien para llamar la atención del lector y que tarde el menor tiempo en encontrar lo que quiere.

¿Pero qué es realmente la usabilidad? Es una disciplina que estudia la manera de hacer que un diseño web sea intuitivo para el usuario y pueda interactuar con ésta de una forma y fácil y conseguir lo que busca rápidamente. Esto nos abre un mundo hacia un diseño centrado en el usuario donde vamos a poder guiar de una formas mas fácil donde queremos que vaya.

Por ejemplo, si un usuario entra en nuestra tienda online, debe resultarle fácil e intuitivo el proceso de la compra hasta la finalización de la misma. De esta manera nos podemos asegurar que este usuario vuelva a comprar.

Vale ya sé que es la usabilidad, pero...

¿Cómo mejorar la usabilidad de mi web?

Para que el usuario consiga lo que queremos debemos tener en cuenta una serie de tips muy importantes antes de organizar la arquitectura de la información y el diseño. Y recordad siempre que el usuario escanea para buscar lo que quiere, así que debemos ponérselo fácil.

1. Diseño de calidad adaptado al contenido.

El diseño web es una parte importante a la hora de hacer una página web atractiva. Debemos tener en cuenta las formas, colores y adaptados a nuestra imagen corporativa.  Un diseño común en todas la secciones, una buena paleta de color y tener un buen logotipo que hable de nosotros, aporta confianza a los visitantes y a un posible cliente.

También es  muy importante cuidar la tipografía, esta debe ser legible y clara, con un color que contraste con el fondo, por eso hay que omitir colores llamativos ya que cansan a la hora de la lectura. Debemos tener en cuenta la jerarquía de tamaños, ya que nuestra web va a ser visualizada en diferentes dispositivos

La imagen en tu negocio es muy importante, cuídala.

2. El contenido.

Es muy importante que quede reflejado en la web cual es el propósito de la misma, esto de quedar muy claro en un primer vistazo. El usuario rápidamente debe saber si la web se trata, de un blog, una tienda, una web corporativa…Resalta los elementos que destaquen tu propósito.

Con los textos pasa lo mismo. Estos no deben ser muy extensos, ya que al usuario le deben entrar ganas de leerlos. Diseño y texto deben ir unidos para construir una web fácil e intuitiva. Por eso muy importante la organización en la usabilidad web, sobre todo si tenemos que mostrar mucha información. Pero recuerda que es mucho mejor la calidad de tus textos que la cantidad.

3. Enlaces internos y externos.

Nuestra web debe tener enlaces internos que nos lleve a otro apartado de la misma ya que con esto facilitamos la navegación a páginas internas y mejoramos nuestro SEO. También podemos incluir enlaces externos, pero teniendo mucho cuidado de que el link no esté roto, ya que esto da mala imagen y nos pueden penalizar en los buscadores.

4.Reducir el número de clicks.

En todas nuestras web debemos aplicar la ley de los 3 clics, esto supone no hacer demasiados clics para llegar al contenido.

Si el usuario entra en nuestra web para buscar información y hace mas de 3 o 4 click probablemente se canse y se vaya. Esta ley es muy aplicable a tiendas online, ya que si el usuario tiene que hacer muchos clics antes de comprar, probablemente abandone el proceso de compra.

5. Call to action o botones de llamada de acción.

Son botones fácilmente identificables, ya que siempre incitan a una accion: “click aquí”, “inscríbete”, “descargar”... El mensaje debe ser claro y conciso. Deben ser bien visibles y para eso, muchos estudios recomiendan usar colores naranja o rojo, ya que según los estudios lo asocian a la compra compulsiva.

6.  Menú de navegación claro y breve.

Un contenido estructurado y bien organizado para que sea fácil la navegación por la web. debemos evitar tener muchos submenús, ya que puede desorientar en la navegación.

7. Compatibilidad entre navegadores y dispositivos.

Hoy en día el accedemos a webs desde diferentes dispositivos, por eso es imprescindible que nuestro diseño web se adapte a los diferentes tamaños de pantalla, mejorando así su usabilidad y accesibilidad.

El denominado diseño responsive, o diseño de web adaptable, se encarga de que el diseño de nuestra web se adapte fácilmente al dispositivo por el cual estamos accediendo.

Existen multitud de herramientas para comprobar el rendimiento de nuestra web en los diferentes dispositivos:

- Responsivator: podemos añadir el enlace de nuestro sitio y ver como se comporta en los diferentes tamaños de pantalla de los dispositivos.

Google Mobile Friendly: analiza el rendimiento de nuestra web en un dispositivo móvil. Además de la capacidad de adaptación, el algoritmo también tiene en cuenta otros factores, como el tiempo de carga, la cantidad de código javascript, etc

Hoy en día Google penaliza tu página en temas de SEO si no es responsive.

8. Tiempo de carga y peso de una web.

Como adelantábamos antes, el tiempo de carga de una web debe ser lo más breve posible y no debe tardar más de 5 o 6 segundos en cargar. Una web que tarde mucho en cargar podria ser penalizada en materia de SEO y sobretodo hacer que el usuario abandone. Además es muy importante tener en cuenta que muchos usuarios acceden a tu web desde dispositivos móviles y tienen los datos más limitados, así que debemos tener en cuenta estos detalles para que los usuarios no dejen de visitarnos.

Para comprobar el rendimiento de tu web recomendamos utilizar Google PageSpeed Insights, donde obtendremos un análisis completo en términos de velocidad de carga y usabilidad, así como unas recomendaciones sobre los aspectos a corregir para optimizar nuestro rendimiento.

Esto solo son algunos de los consejos a tener en cuenta, pero el mundo de la usabilidad es aún mayor. Existen expertos en usabilidad que hacen que tu página.

...¿Y tu página? ¿es eficiente?

Sobre el autor

Alicia Benítez - Directora creativa en bilnea. Responsable del departamento de diseño. Tengo una poción para cada cliente: 250gr. de creatividad, 180gr. de pasión, 200gr. de inspiración, 100gr. de soluciones y 1 cucharada de inconformismo. No hay límites.

¿Te ha parecido interesante? ¿Quieres recibir más artículos como éste?

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe en tu email todos los artículos que publiquemos en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *